Ladri di biciclette

Una de mis escenas preferidas en el film es cuando Antonio Ricci, lleva a su hijo Bruno al restaurante a cenar  y ver la cara de satisfacción del niño comiendo se sus mozzarella a pesar de la situación de no haber encontrado al que le robó la bicicleta a su padre y utilizar sus pocos ahorros para cenar; considero que es un bonito acto.

-Jeannette Mora

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.