Il Giardino dei Finzi Contini (1970)

El jardín de los Finzi Continis, por el director Vittorio De Sica, es una película melancólica una vez entiendes el final inevitable al cual se dirige. En las primeras escenas, vemos como un grupo de jóvenes en bicicletas van de camino a jugar tenis en la propiedad de los Finzi Continis. En medio del inicio de leyes raciales que discriminaban contra los judíos, Micol y el resto de su  familia permanece en su propia burbuja. Aun así, el aumento del fascismo va corrompiendo la vida de estos individuos, como en el caso de Giorgio al no poder asistir a su biblioteca para estudiar y el de su familia al no poder contratar a su sirvienta de raza aria. Aunque los Finzi Continis ignoraran la situación resguardados detrás de las paredes de su propiedad, todos estos sucesos eran indicadores del ambiente político tenso que se estaba gestando. Fue interesante ver como la persecución judía afectó incluso a familias adineradas y privilegiadas, mostrando el final trágico que le esperaba a todos. En los últimos minutos del filme, se puede escuchar a Sholom Katz recitando “El Malei Rachamim”, una oración judía que le pide descanso al alma de algún difunto. Katz se encontraba en un campo de concentración y, antes de ser ejecutado, cantó la oración. Un guardia Nazi, conmovido por el cántico, le permitió escapar. Un final impresionante a una historia devastadora.

Por Adriana A. Román Montalvo

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.