Il Sorpasso (1962)

“Il Sorpasso” es una película maravillosa que trata sobre la vida real y los personajes reales. Esta cuenta la historia de el extrovertido Bruno de 40 años que por fuerza de personalidad abruma a un estudiante introvertido de derecho llamado Roberto, y lo convence a abandonar sus estudios para participar en un “roadtrip” que los llevará a pasar dos días juntos. A medida que pasamos tiempo con la pareja, descubrimos el sufrimiento que realmente sienten. Nos damos cuenta que la personalidad de Bruno sin duda esconde verdades dolorosas. Estas siendo la soledad y siente la necesidad de finalmente “settle down”. Mediante el uso de narraciones ocasionales, Roberto también nos cuenta sobre sus inseguridades.

Dino Risi, el director, lleva la película a la perfección y nos muestra una gran variación de personajes comunes de la vida real que de una forma u otra se involucran con Bruno y Roberto. La película parece ser una comedia (no me suelen gustar las comedias pero esta si me llamó la atención) que al final se convierte en drama y te hace pensar mucho. Lo que al principio parece una película alegre se convierte, como gran parte del cine italiano, en un viaje más profundo e introspectivo. Esta es una película hermosa que se siente adelantada a su tiempo, incluso pudiera catalogarla como “timeless”. Tanto Roberto como Bruno son personajes comprensivos, lo que obliga al espectador a tomar la vida y mirar dentro y detrás de ella.

Il Conformista (1970)

Il Conformista es una historia sobre represión y opresión, sobre nacionalidad, creencias políticas durante un cambio de paradigma. Se trata de aceptación y evitación. Se trata de ir a lo seguro en un momento de tensión. Es importante mencionar que se me hizo un poco difícil entender la historia y sumergirme en ella, ya que es bastante confusa, pero se puede descifrar la trama básica después de varios minutos. Lo más sorprendente de la película es su cinematografía y sus ángulos. Claramente, el director Bertolucci y el director de fotografía Storraro crearon una obra maestra mediante el uso de la luz, los ángulos de cámara y el posicionamiento de los personajes. Las habitaciones enormes y vacías, las líneas inclinadas, la plataforma al aire libre con la Torre Eiffel de fondo, el restaurante con las ventanas “outlined” de rojo son ejemplos de lugares que se mostraron a través de la película que me llamaron la atención. 

The Garden of the Finzi-Continis (1970)

The Garden of the Finzi-Continis es una película dirigida por Vittorio De Sica que describe la vida de una familia judía adinerada en Italia durante la era de la Segunda Guerra Mundial. La historia de los miembros de la familia es muy emotiva. Me pareció interesante cómo mostraron la mezcla de los sentimientos de sus personajes más jóvenes, ya que se sentía muy refrescante, juvenil, pero melancólico. Igualmente, se puede  sentir una sensación general de tragedia a lo largo de las últimas escenas, que también vale la pena señalar. Estoy segura que entre todas las películas que hemos visto este semestre, la que mas me llamo la atención en cuanto a los colores dentro de la cinematografía fue esta. Sin duda, esta película está bellamente fotografiada, lo cual siento que le añadío mucho valor al mensaje. Ademas, el vestuario utilizado por los actores fue de mis favoritos. Es una película bellamente interpretada que representa, tristemente, la negación total de personas cuyo destino era el camino a la perdición. 

Pane e Cioccolata (1974)

“Pane e cioccolata” es una comedia sigilosa que termina siendo seria sobre su tema. Trata sobre un camarero del sur de Italia llamado Nino (Nino Manfredi), que va a Suiza para hacer una prueba para un trabajo en un restaurante y se ve atrapado en una red de discriminación. Eso resulta ser algo típico en Suiza. Mi momento favorito de la película es cuando después de haber buscado refugio con un grupo de desplumadores de pollos, Nino, a través de una ventana de alambre, observa cómo varios jóvenes llegan a caballo para darse un chapuzón en un estanque cercano. El dilema de Nino no podría mostrarse más claramente mientras observa cómo la privilegiada descendencia del rico propietario de tierras suizas se divierte a solo unos metros de su gallinero.

Il Decameron (1971)

Il Decameron (1971) es una película del director italiano Pier Paolo Pasolini, que está compuesta por varios cuentos que describen los problemas sociales y las realidades de la época, así como críticas hacia la iglesia católica. Dicho esto, una de mis observaciones más comunes a lo largo de la película es la falta de moral de los personajes, especialmente aquellos en el contexto de la religión. Personalmente, esta película fue muy difícil de seguir y comprender, ya que cada escena es muy diferente de la siguiente. Lo que sí disfruté de la película fue la música, ya que le dio vida a la película y creó un entorno para que el espectador se sumergiera y entendiera la época en la que se basa la película.

Roma Città Aperta (1945)

Este clásico italiano del 1945 presenta a la perfección el dramático juego de las escondidas entre el frente de liberación italiano y los nazis. Roberto Rossellini, padre del cine neorrealista italiano, supo retratar la cruda vida cotidiana de la realidad de las personas durante ese período. Si estás buscando una película conmovedora e impactante que lo mantenga al borde de su silla, le recomiendo ver Roma Citta Aperta. Definitivamente te sentirás como si estuvieras viviendo entre los personajes durante un período histórico único e importante.

Le Fati Ignoranti (2001)

Le Fate Ignoranti, dirigida por el guionista turco Ferzan Özpetek, es una película que captura de cerca el viaje que recorre el amor durante el proceso de duelo. Lo que realmente me cautivó de este filme fue ver cómo la relación de Antonia y Michele crecía y se intensificaba a lo largo de cada escena. Ambos compartían un lado de un triángulo amoroso que los unía como amantes y familia sin juicios. Esta hermosa película es la representación perfecta del amor dentro de la diversidad.