La dolce vita

Por Karen I. López Bernabe

Esta película tiene una hermosa historia y una interpretación y narración admirable. Es una historia que se enfoca en tres aspectos: lo que experimenta un hombre atractivo y mujeriego que no siente cabeza; lo que se vive en una ciudad como Roma, en una época en que todo está cambiando, y lo que sucede en los mundos femeninos, reflejado en las historias de las mujeres que se atraviesan en la vida de este hombre singular. Sin duda alguna, el director Federico Fellini logró filmar una excelente obra por la actuación de las mujeres, por las escenas en las que ellas dominan los collages de esta pelicula sin trama.

Sin embargo, admito que en algunas partes de la película me perdía. Vale la pena verla varias veces con detenimiento para lograr apreciar el arte expresivo en toda su magnitud. Precisamente por tratarse de una sucesión de eventos sueltos, solo conectados por la vida del protagonista, se ha posibilitado que la actuación sea dulce, desenfrenada y suelta. Fellini logró que todo su elenco se sintiera arrastrado por sus locas historias. 

Por otro lado, llegue a pensar que esta película habla más bien del afán de buscar la felicidad fuera de uno mismo, y como resultado, no hallarla en ningún sitio: vagar de fiesta en fiesta, de mujer en mujer, intentar comprar la plenitud con dinero y excesos, sin profundizar nunca, viviendo una existencia carente de significado. Finalmente, esta película me encantó y la recomendaría aunque recalco que hay que verla con detenimiento para entenderla y no perderse. 

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.