Roma città aperta

Por Karen I. López Bernabe

Esta película nos gustó mucho, la pude compartir y ver con mi familia. Aprendimos un poco más sobre la liberación de Roma por los aliados y la narración de los últimos días de la ocupación nazi. Es interesante como no se trata de una reconstrucción estrictamente documental sino de una fabulación en la que la historia supera el estadio de la anécdota para convertirse en categoría. Testimonio y emotividad en estado puro.

Desde entonces vemos cómo parecía difícil que en un país devastado por la guerra como lo era Italia en 1945 pudiera surgir un arte tan necesitado de grandes recursos como el cine. Pero allí, en esas circunstancias, surgió el que quizás sea el movimiento cinematográfico más importante e influyente de la historia del cine, el neorrealismo. Las obras hechas en ese movimiento y en esos años siguen aún vigentes, donde muchos directores en la actualidad se inspiran en dichas películas.

Sin embargo, luego de haber visto esta película nunca pudiese imaginar una guerra reciente en una ciudad como lo es Roma tan hermoso, lleno de historia y lugares fantásticos. Esta película es inolvidable, que sorteando maniqueísmos y patrioterismo, nos acerca a la imagen de lucha y esperanza. El arte, como esta película y la siempre bella Magnani, emociona. Me encantó la interpretación por Anna Magnani.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.