Danger Diabolik (1968)

Basado en unos cómics creados por las hermanas Angela y Luciana Giussani, Danger Diabolik es una película dirigida por Mario Bava sobre las aventuras de un súper criminal, o antihéroe, que lleva el nombre de Diabolik. Junto con Eva Kant, su pareja y cómplice, se escapan de las autoridades y realizan crímenes para sus propios beneficios y con ideologías un poco anti gobierno. La película tiene varios momentos que se quedan contigo, como la escena de Diabolik y el mafioso Valmont cayendo por una trampilla desde un avión en vuelo, o incluso cuando Diabolik queda atrapado como estatua de oro al final de la historia. Bava logra integrar muchos elementos en un solo proyecto, como la escenografía “campy”, un fabuloso vestuario y una excelente banda sonora producida por Ennio Morricone. El balance de la acción y la comedia captura la verdadera esencia de los cómics, por lo que disfruté mucho de la película. En adición, la introducción brindada por Jim Groom y Paul Bond ayudó con la experiencia de apreciar todos los detalles minuciosos que no hubiese notado a primera vista. Este fue un buen evento con el cual concluir el curso, y definitivamente buscaré las demás películas de Mario Bava.

L’Avventura (1960)

Dirigida por Michelangelo Antonioni, “La Aventura” comienza con un paseo en yate de unos individuos de alta clase alrededor de unas islas. Uno de los personajes de la historia, Anna, se encuentra insatisfecha con su relación con Sandro. Este sentimiento lo veremos reflejado en el resto de los personajes a través de todo el filme. Cuando el yate se detiene en una isla, Sandro y Anna tienen una discusión, la cual termina con esta última declarando que quería estar sola. Luego de esto, Anna desaparece y no la volvemos a ver por el resto de la película. Claudia, la amiga de Anna, quería intentar todo lo posible para encontrarla. Sin embargo, a raíz de la desaparición y búsqueda de Anna, Claudia y Sandro comienzan a tener un romance, aunque bastante superficial. Esto se puede evidenciar con la escena de Sandro titubeando para decirle “te amo” a Claudia. A través de todos estos momentos, podemos ver la naturaleza indiferente de los personajes, y cómo son muy apáticos en sus relaciones interpersonales y en su manera de conducirse por la vida. La desaparición de Anna permanece en el olvido y queda al descubierto lo vacíos que son el elenco entero. Aunque aprecio la composición cinematográfica de las escenas y el mensaje sobre las personalidades de los individuos, la película me resultó un poco difícil de ver, y no fue de mis favoritas.

Il conformista (1970)

El conformista, dirigido por Bernardo Bertolucci, trata sobre Marcello Clerici, quien pertenece a la policía secreta fascista y es ordenado a asesinar al Professor Quadri, un intelectual anti-fascista. Esta premisa es bastante superficial, ya que la historia presenta la complicada identidad de Marcello, una que él mismo no entiende del todo, a través de la misión que le han encargado. Vemos su niñez traumática en la que era acosado por sus compañeros de clase, víctima de agresión sexual y el responsable de un asesinato. Quizás todos estos elementos, junto con ser parte del régimen fascista, lo conducen a querer obtener un sentido de normalidad, el cual trata de encontrar en su prometida Giulia. Este mensaje político esta acompañado con un gran uso de colores y de composición escénica por parte de Vittorio Storaro, haciendo que la película sea visualmente atractiva. Esta característica fue la que más me gustó, y le recomendaría esta película a cualquiera.

Il Postino (1994)

Il Postino, o El Cartero, se sitúa en un pequeño pueblo pesquero en donde Mario Ruoppolo se encuentra cansado del día a día mundano. Su vida y pensar cambian a la llegada de Pablo Neruda, quien se estaría refugiando en la isla al ser exiliado de Chile por su ideología comunista. Mario consigue un trabajo como cartero exclusivo del poeta, lo cual lleva a la formación de una amistad entre ambos personajes. Considero que esta fue de las películas más sensibles que hemos visto durante el curso, y me encantó ver a Mario enamorarse de la poesía como herramienta de expresión propia. Un tema recurrente en la historia es el de las metáforas, y hacia el final de la película, estas le permiten a Mario apreciar su alrededor de una manera distinta, convirtiéndose en poeta él mismo. Disfruté mucho de las escenas de Mario grabando los sonidos de la isla, ya que le estaba encontrando la belleza al mundo que tanto despreciaba en el principio. Debo exaltar el papel de Massimo Troisi como Mario, puesto a que le brindó tanta dedicación a su personaje que pospuso cirugía cardíaca para filmar la película. Massimo falleció justo cuando la filmación había terminado, pero dejó como legado su corazón en la historia. Quizás vivió como las mismas metáforas de las que hablaba.

Il Sorpasso (1962)

Este filme, dirigido por Dino Risi, comienza un día feriado de Ferragosto en el que Bruno, protagonizado por Vittorio Gassman, se detiene en casa de Roberto por necesidad de hacer una llamada. Roberto, protagonizado por Jean-Louis Trintignant, es un estudiante de leyes que es tímido y reservado. Al ver que Roberto pensaba usar su día libre para estudiar, Bruno decide invitarlo a conducir a través de Italia. Lo más que disfruté de la historia fueron las personalidades de los dos personajes principales, y ver cómo Roberto cambiaba mientras tenía distintas experiencias junto con Bruno. Esta tragicomedia esta llena de ironía hasta sus momentos finales, en el que vemos el accidente automovilístico que le quita la vida a Roberto, en parte por culpa de la actitud arrogante e indiferente de Bruno. Il Sorpasso nos presenta, de una manera muy amarga, como la vida no es tan sencilla o llevadera como un viaje en un Lancia Aurelia convertible.

Por Adriana A. Román Montalvo

Profondo Rosso (1975)

“Deep Red”, dirigida por Dario Argento, es un thriller en el que Marcus Daly, un músico de jazz, investiga el asesinato de su vecina clarividente Helga Ulmann, luego de verla ser colgada desde la ventana de su apartamento. El resto del filme nos muestra asesinato tras asesinato, con visuales rojizos y violentos, al igual que la inhabilidad de Marc poder descubrir el asesino en serie. La película trata sobre temáticas interesantes como el trauma psicológico en los niños con la historia de Carlo, y enseñan a una mujer fuerte y capaz en un rol protagónico, como es el caso de Daria Nicolodi como la reportera Gianna, quien considero hasta más astuta que el mismo Marc. Debo destacar que una de las mejores cosas que nos brinda esta película es su música, realizada por la banda de rock progresivo llamada Goblin. Me sorprendió escuchar una canción de este estilo en los momentos de mayor tensión en la historia, aun así, es uno de los elementos que hace “Deep Red” tan icónica. ¡Esta es una película que se la recomendaría a cualquiera!

Por Adriana A. Román Montalvo

Pane e cioccolata (1974)

Pane e cioccolata es una historia sobre Nino Garofalo, un inmigrante italiano en Suiza tratando de buscar una mejor vida. Sin embargo, es despedido de su trabajo en un restaurante al ser visto orinando en público. Esto es solo el comienzo de las aventuras de Nino, ya que al encontrarse sin un permiso de trabajo, vive un tiempo con su vecina Elena, una refugiada política de Grecia. Luego, consigue trabajar como sirviente para un italiano industrial evasor de impuestos, puesto que no le dura mucho ya que su empleador se suicida. Incluso, intenta trabajar junto a otros italianos que vivían dentro de un gallinero. Esta película logra hablar sobre la vida de los inmigrantes y los problemas de identidad que experimentan al estar en un país extranjero de una manera jocosa y entretenida. Disfruté de la actuación de Nino Manfredi, en especial su forma natural de crear escenas graciosas. Ver esta historia fue refrescante, al igual que cautivadora. 

By Adriana A. Román Montalvo